Declaración fundacional y de Principios

La R:. L:. “Luz de Al-Andalus” surge, “bajo el sol de nuestra tierra”con el deseo de:

  • Lograr mediante el método masónico, ritual, iniciático y simbólico el progreso y desarrollo intelectual, social, moral y espiritual de sus hermanas y hermanos y de la sociedad en la que se inserta.

  • Impulsar la masonería mixta, universal, laica y adogmática de “Le Droit Humain” (El Derecho Humano)en las tierras de Andalucía y Extremadura

Nace “bajo el sol de esta tierra”

  • Abierta a dos mares, a tres continentes, puente de hombres y mujeres, de culturas, de costumbres,

  • En la que se formaron, convivieron y mezclaron miles de formas y arquitecturas diversas y lograron formas cimeras del arte constructivo.

  • En la que distintas creencias se forjaron y vivieron conjuntamente y, en periodos de tolerancia, alcanzaron las más altas cumbres del desarrollo moral, poético y espiritual humano.

  • En la que el fanatismo, la ignorancia y la ambición sembraron de dolor sus campos y ciudades.

  • En la que la injusticia social sumó a su pueblo en un alto grado de sufrimiento.

  • En la que, a pesar de todo, este pueblo supo expresar mediante el arte todo su anhelo de alegría y su culto a la belleza.

Por ello, esta R:. L:. “Luz de Al-Andalus” quiere expresar los siguientes principios:

  • Espiritualidad: Entendida como el máximo desarrollo moral, psicológico de las personas trascendiendo a su visión egocéntrica. Respetuosa del laicismo, y de todas las creencias relativas a la eternidad o a la no eternidad de la vida espiritual, la logia potenciará el estudio simbólico y ritual.

  • Conciencia Social: Estimulando el libre pensamiento y las idea de progreso social para construir una sociedad libre, fraterna e igualitaria, con especial hincapié en la equidad de género, columna vertebral de nuestra Orden “Le Droit Humain” (El Derecho Humano).

  • Arte, alegría y belleza: Como forma de máxima expresión de la Armonía que este taller quiere difundir en la búsqueda de la felicidad.

Mi corazón se ha vuelto capaz de acoger todas las formas,
es pradera para las gacelas, monasterio para monjes cristianos

Templo para ídolos y Kaaba del peregrino,
Tablas de la Toráh y Libro de El Corán.

La religión que profeso es la del Amor y sea cual sea el rumbo que tome su montura, el Amor es mi religión y mi fe.

Ibn Arabí